Revocación de administrador único y simultáneo nombramiento

Se plantea la posibilidad de revocar un administrador único en una S.L. para, simultáneamente nombrar a otro, sin incluir en el orden del día ninguno de los dos extremos.

Respecto a la primera cuestión, esto es, la posibilidad de revocar un administrador sin incluirlo en el orden del día, la Ley de Sociedades de Capital (LSC) lo permite de manera expresa en su artículo 223.1:

«Artículo 223. Cese de los administradores. 1. Los administradores podrán ser separados de su cargo en cualquier momento por la junta general aun cuando la separación no conste en el orden del día.»

No podría ser de otra forma, ya que es el propio órgano de administración el que redacta la convocatoria de junta y en caso de discrepancias con la junta, es de suponer si lo pretenden cesar, habría que acudir a otros mecanismos más largos y costosos como la convocatoria por el Secretario Judicial o el Registrador mercantil del domicilio social que permite el articulo 169 LSC.

La segunda cuestión, es más problemática, ¿es posible el nombramiento de un administrador  sin incluirlo en el orden del día?

En principio, la respuesta debería ser no, a no ser que se trate de una junta universal, esto es, por la totalidad de los socios presentes o representados y que accedan a ello.

Pero en este caso concreto, tras la revocación del administrador único, la imposibilidad de nombrar a un nuevo administrador causaría una situación de acefalia en la Sociedad, efectivamente la sociedad se vería privada de su órgano de administración entrando en una de las causas de disolución del artículo 363.

Al carecer de una regulación específica hemos de acudir a la jurisprudencia y a las resoluciones de la dirección general del registro y del notariado así la Resolución de 13 de marzo de 1974 donde literalmente se señala que «esta facultad de destitución, singular o plural, de los miembros del Consejo, que corresponde tan ilimitada y sin condicionamientos de ninguna clase a la Junta legalmente convocada y constituida, lleva aparejada, y no por meras motivaciones conceptuales, dogmáticas y abstractas la de restablecer sin aplazamientos no obligados, la normalidad social, con la integración del órgano de administración dentro del marco estatutario, en este caso con la designación nuevo Consejo…» Razonamiento que se ha acogido también jurisprudencialmente (cfr. Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, de 30 de septiembre de 1985) y recordado en fechas recientes administrativamente (cfr. Resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado de 1 de febrero 2008).

Por tanto, podemos concluir, que es plenamente valida la revocación de un administrador único y simultaneo nombramiento de uno distinto sin incluir ninguno de los supuestos en el orden del día cuando de contrario, la sociedad quedara privada de su órgano de administración.

No está de más recordar que para la inscripción del acuerdo estaremos a lo dispuesto en el articulo 111 del Reglamento del Registro Mercantil. ya que el nuevo administrador es persona no inscrita por lo que se requerida de notificación fehaciente del nombramiento al anterior titular, con cargo inscrito, en el domicilio de éste según el Registro.