Es habitual, por no decir imprescindible, la constitución de garantías en sede de contratos financieros.

Cuando se concede la financiación a sociedades de capital o socios/accionistas que desean acudir a una ampliación de capital es muy recomendable la constitución, entre otras, de prenda sobre las participaciones sociales/acciones para salvaguardar los intereses de los acreedores.

Debido a su relevancia, vamos a detenernos a analizar la figura de la prenda sobre las participaciones sociales y acciones, así como sus particularidades.

Constitución de la prenda.

Una de las diferencias clásicas entre la prenda y la hipoteca es que la primera suele suponer el desplazamiento posesorio del bien que constituye la garantía y la segunda se limita a una inscripción registral.

En el caso de las participaciones sociales, no cabría hablar de desplazamiento estricto ya que, a diferencia de las acciones, no pueden estar representadas mediante títulos y solo constan en el Libro Registro de Socios, por ello, la constitución de una prenda sobre participaciones sociales se limitara a su elevación a público e inscripción en el correspondiente Libro Registro de Socios.

Por el contrario, las acciones estarán representadas o bien mediante anotaciones en cuenta o bien mediante títulos.

  • Representación mediante anotaciones en cuenta.

La constitución de la prenda sobre acciones representadas mediante anotaciones en cuenta consiste en una simple inscripción en la cuenta correspondiente y se entenderá, constituida con desplazamiento1.

  • Representación mediante títulos.
    • Títulos nominativos.

Como en el caso anterior se tratara de una mera anotación esta vez sobre el libro registro de acciones nominativas.

  • Títulos al portador.

En este caso, si podemos hablar de desplazamiento en sentido estricto a través del endoso con la mención «valor en prenda».

Para profundizar en las formas de representación y transmisión de las participaciones y sociales recomiendo leer la entrada: «La trasmisión de las Acciones y las Participaciones Sociales» publicada en este blog.

Derechos políticos          

Salvo disposición contraria de los Estatutos de la sociedad cuyas participaciones o acciones hayan sido pignoradas, los derechos políticos corresponderán al propietario y no al acreedor pignoraticio.

La propia Ley de Sociedades de Capital impone una obligación al acreedor pignoraticio para que facilite el ejercicio de estos derechos a su propietario2

Derechos económicos

Respecto a los derechos económicos, hay diferentes interpretaciones doctrinales3 , particularmente comparto la expuesta por Antonio Sánchez Cerbán4 quien señala que si bien los derechos económicos respecto a la sociedad corresponden al propietario, ello no impide por aplicación del Código Civil5 que el acreedor pignoraticio pueda dirigirse contra el para exigirle los dividendos.

Ejecución de la prenda

La norma pretende establecer un tratamiento específico para la enajenación de este tipo de bienes, por ello respecto de las participaciones sociales y las acciones de sociedades que no coticen se establece el cauce notarial a través de la Subasta Electrónica como exclusivo, pero en todo caso, deberán respetarse los principios de defensa y contradicción del proceso de ejecución, lo que ha de tener una especial proyección tanto en el trámite de valoración de los bienes, como en el de publicidad de la subasta.

Respecto a la ejecución de las acciones de sociedades cotizadas:

  • Procedimiento ejecutivo especial.

En el supuesto de que se establezca prenda sobre acciones de sociedades cotizadas en un mercado secundario oficial, el acreedor titular del derecho de prenda dispone de un procedimiento ejecutivo especial para cobrar, que consiste en solicitar directamente de los órganos rectores de la Bolsa que procedan a enajenar las acciones en el plazo de tres días del vencimiento del préstamo y sin que se exija previo requerimiento al deudor6.

  • Ejecución judicial o notarial.

A través del procedimiento de Subasta Electrónica descrito en este blog.

  • Régimen especial para las entidades de crédito7

Cuando el acreedor pignoraticio sea una Entidad de crédito, la cuenta en la que se recibe la financiación este situada en España8 y así se pacte entre las partes, se permitirá, como excepción al pacto comisorio, que el acreedor se apropie directamente de las acciones cotizadas dadas en prenda.

 


 

1Artículo 12 Ley de Mercado de Valores.

2Artículo 132 de la Ley de Sociedades de Capital

3 J. Mejías Gómez, «Tratado de las Garantías en la Contratación Mercantil» (1996) [Ubaldo Nieto Carol, Miguel Muñoz Cervera, coordinación] t. II, vol. I, Madrid. F. Pantaleón Prieto, «Las acciones. Copropiedad, usufructo, prenda y embargo», en Comentario al régimen legal de las sociedades mercantiles (1992), t. IV, vol. 3, Madrid.

A. Sánchez Cerbán «Interrelación entre los artículos 132 de la ley de sociedad de capital y el artículo 1868 del código civil» Foro de actualidad, Madrid.

5 Artículo 1868 del Código Civil.

Código de Comercio, artículos 320 y siguientes.

Real Decreto-ley 5/2005, de 11 de marzo, de reformas urgentes para el impulso a la productividad y para la mejora de la contratación pública.

Artículo decimoséptimo RD 5/2005