Hoy hablaremos sobre un asunto tan importante como es la distribución del beneficio en las Sociedades Limitadas y las Sociedades Anónimas.

Los beneficios de la sociedad pertenecen a sus socios y por tanto, es competencia de la Junta acordar su destino, ya sea su reparto, la constitución de reservas o la compensación de pérdidas.

Si se opta por el reparto, hay que tener en cuenta una serie de limitaciones:

 

  • Dividendos.

Solo podrán ser susceptibles de ser repartidos los beneficios del ejercicio y las reservas disponibles. Por ejemplo, serán reservas disponibles las reservas voluntarias, las reservas con prima de emisión y el remanente.

 

  • Reserva legal.

La reserva legal tiene que dotarse en un 20% del valor del Capital Social, mientras no esté dotada, se tendrá que destinar un 10% del beneficio del ejercicio.

Es importante señalar que esta restricción solo afecta al reparto del beneficio no al reparto de las reservas disponibles, además solo hay que dotar un 10% del beneficio de cada ejercicio hasta alcanzar el total de la dotación, no es necesario dotar la reserva legal en un único ejercicio.

 

  • Pérdidas acumuladas procedentes de ejercicios anteriores.

Si a causa de las Pérdidas acumuladas de otros ejercicios nuestro Patrimonio Neto es inferior a nuestro Capital Social, tendremos que destinar nuestro beneficio o parte de  nuestro beneficios a la compensación de perdidas hasta que el Patrimonio Neto sea al menos igual al Capital Social.

Si en nuestro balance figuran pérdidas pero gracias a las reservas nuestro patrimonio neto sería igual o superior al capital social tras el reparto de los beneficios, no habrá ningún problema para proceder a su reparto.

 

  • Gastos I+D

Se trata de un activo ficticio, por lo que se prohíbe toda distribución de dividendos a menos que el importe de las reservas disponible sea igual al saldo de los gastos de I+D.

 

  • Fondo de comercio.

Hay que dotar una reserva indisponible equivalente al fondo de comercio que aparezca en el activo del balance, para ello cada ejercicio hay que dotarla en un  5% con cargo al beneficio, si no es suficiente con el beneficio habrá que acudir a las reservas disponibles.

 

  • Acciones/Participaciones propias o de la dominante.

En caso de Autocartera, debemos conservar una reserva equivalente al importe de las participaciones o acciones propias o de la dominante, computado en el activo, que deberá mantenerse en tanto no sean enajenadas.

 

  • Previa reducción del Capital Social para compensar pérdidas.

Si la sociedad en algún momento de su vida ha reducido el capital social para compensar pérdidas, no podrá repartir dividendos hasta que la Reserva Legal alcance al menos un 10%

EJEMPLO.

Sociedad A

En su activo cuenta con: Gastos i+D por 50, Fondo de Comercio por 100.

Capital Social

100

Reserva Legal

14

R. Por capital amortizado

20

R. Por prima de emisión

30

R. Voluntaria

100

Acciones propias

(10)

Beneficio

50
  • Tienen consideración de reservas disponibles las reservas por prima de emisión y las voluntarias
  • En principio serían disponibles las R. disponibles más los beneficios = 180
  • La R.L no está dotada al 20% del CS, destinaremos un 10% de los beneficios a dotarla, 10% de 50 = 5.
  • Hay que conservar 50 por I+D en Reservas.
  • Hay que dotar un 5% del Fondo de Comercio, 5% de 100 = 5
  • Hay que mantener una reserva equivalente a las acciones propias, 10.
  • De 180 disponibles, quitamos 70 por lo explicado, podemos repartir 110.
  • Por último siempre comprobar, que si repartimos los fondos disponibles el Patrimonio Neto no sea inferior al Capital Social.
  • En este caso, tras el reparto el PN sería de 194, muy superior al capital social, por lo que podremos repartir los 110 sin ningún problema.