Hasta ahora cualquier modificación de los estatutos salvo el cambio del domicilio social dentro del mismo término municipal eran competencia exclusiva de la junta.

Y digo hasta ahora porque a partir del pasado 27 de Mayo entró en vigor la Ley 9/2015, de 25 de mayo, de medidas urgentes en materia concursal, que en su disposición final primera disponía la modificación del artículo 285.2 de la Ley de Sociedades de Capital.

En la nueva redacción, se amplía la competencia del órgano de administración para cambiar el domicilio social a todo el territorio nacional, como en la redacción anterior, esta competencia es salvo disposición contraria de los estatutos.